Cirugía Cardiovascular Periférica -

Home / Especialidades / Cirugía Cardiovascular Periférica

Especialidad de Cirugía Cardiovascular Periférica

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón aunque desde Hospital Ochoa animamos a todos a cuidar de él todo el año. Las enfermedades cardiovasculares son actualmente la principal causa de fallecimiento a nivel global, pero el dato positivo radica en que la mayoría de los factores de riesgo que se asocian a su aparición son modificables y se pueden prevenir.

La especialidad de Cirugía Cardiovascular Periférica se encarga de tratar enfermedades periféricas arteriales (aneurismas u obstrucciones), linfáticas (linfedema) y venosas (varices principalmente).

Abarca dos grandes ramas: la cirugía vascular y la cardíaca.

  • Cirugía cardíaca

Dentro de las intervenciones quirúrgicas cardíacas destacan las que tienen que ver con valvulopatías (recambio o reparación valvular), la cirugía de la aorta y coronaria, con o sin circulación extracorpórea.

En otro apartado se situaría la electroestimulación cardíaca con la implantación de marcapasos definitivo.

  • Cirugía vascular

Se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas de los grandes vasos sanguíneos (venas y arterias) como pueden ser la arteria aorta, la carótida y los ejes arteriales de los miembros inferiores.

Se realizan fístulas arteriovenosas para pacientes que van a ser sometidos a hemodiálisis. Se trata de conexiones directas entre arteria y vena que usan el flujo sanguíneo para eliminar los productos de desecho de la sangre.

Síntomas

Los pacientes de esta especialidad suelen referir dolor en las piernas al caminar, masa pulsátil en el abdomen, déficit ocasional de la vista, molestias en las plantas de los pies y úlceras en miembros inferiores que no mejoran.

Patologías

Patología carotidea, enfermedad arterial periférica, pie diabético y trombosis venosa profunda.

Tratamientos quirúrgicos

  • Bypass arterial

Cuando las arterias que llevan sangre y oxígeno al corazón se estrechan o endurecen es necesario revertir esta situación a través de medicación, cambios de vida y angioplastia, pero si no se consiguen los resultados deseados hay que recurrir al bypass.

Esta cirugía abre otra vía para que la sangre llegue al músculo cardíaco. El cirujano extrae un tramo sano de una vena de la pierna o una arteria del pecho, lo une a la arteria coronaria por encima y por debajo de la zona bloqueada y así la sangre puede fluir con normalidad.

  • Endarterectomía carotídea

Esta técnica quirúrgica se usa para tratar la enfermedad de las arterias carótidas cuando los depósitos de grasa cerosos se acumulan en uno de estos vasos. Esta acumulación de placa reduce el flujo de la sangre hacia el cerebro por lo que es necesaria su eliminación.

  • Reparación endovascular de aneurisma de aorta

Es la cirugía encargada de arreglar la parte dilatada de la aorta gracias a la colocación de las endoprótesis que impiden que la sangre pase por el aneurisma, disminuyendo por tanto el riesgo de rotura.

Pruebas diagnósticas

  • Eco-Doppler en color

Los ultrasonidos se usan desde la década de los 80 del siglo pasado, pero no conseguían la alta definición que ofrece el Eco-Doppler en color actual. Para realizar la prueba de manera correcta es muy importante que el paciente esté de pie para conseguir unos resultados fiables. La técnica combina ecografía para ver las alteraciones dentro de las venas y arterias, y el efecto Doppler que usan, por ejemplo, los radares de tráfico para conocer el flujo sanguíneo y hallar problemas en su recorrido. Es una prueba indolora e inocua.

  • Angio –TC Arterial extremidades inferiores

Es una prueba no invasiva para realizar un estudio vascular del sector aorto-ilíaco y de los vasos arteriales de las piernas. Se obtienen imágenes de alta definición gracias al equipo de última generación y el contraste yodado. Permite recrear reconstrucciones en 2D y 3D.

  • Angioresonancia

A través de la resonancia magnética se obtienen imágenes detalladas de los vasos sanguíneos.

Mediante esta prueba se pueden detectar:

  1. Aneurisma en la aorta.
  2. Patología arterioesclerótica de las arterias carótidas, aorta y piernas.
  3. Malformaciones arteriovenosas o pequeños aneurismas en los vasos cerebrales.
  4. Alteraciones en los vasos renales.
  • Cateterismos cardíacos

Gracias a este procedimiento se puede valorar la anatomía del corazón y las arterias coronarias. Se realiza introduciendo unos catéteres en el propio músculo cardíaco para recopilar información acerca de la cantidad de sangre que bombea, la presión de las cavidades, o si existen alteraciones en las válvulas. También se pueden detectar defectos congénitos, medir concentraciones de oxígeno en diferentes partes y hallar comunicaciones en el tabique auricular o ventricular.

Our specialists