Entrevista a un paciente operado por la técnica ReLEx Smile

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / ReLEx smile es una tecnica realmente poco invasiva

03 mayo 2016 0 Comentarios

ReLEx smile es una tecnica realmente poco invasiva

Cada paciente tiene una percepción completamente subjetiva del resultado del tratamiento quirúrgico al que ha sido sometido. Se combinan aspectos como sus expectativas previas a la cirugía, las sensaciones recibidas por parte de los profesionales y en la propia operación, su progresión y recuperación tras la intervención…

Por eso hemos querido recoger las sensaciones y experiencias vividas por un persona que ha dicho adiós para siempre a las gafas con la técnica ReLEx smile en las instalaciones de Clínica Ochoa (Marbella).

Aunque no conozcáis con detalle las características de esta cirugía láser para la corrección refractiva, la claridad y concisión de ideas de nuestro paciente pueden daros una idea muy precisa de la naturaleza y ventajas de esta técnica. Su nombre es Javier Villalba Cruz, está casado, tiene 31 años y es un amante declarado del deporte. Este economista, de origen marbellí, trabaja como asesor contable para una empresa afincada en Guinea Ecuatorial. La miopía se había cruzado en su vida hace ya bastantes años…

 

¿Desde cuándo padecías miopía y que suponía dentro de tu rutina de vida? 

Desde muy pronto, la primera vez que me hicieron pruebas en el colegio fue detectada, tendría unos 10 o 12 años. Dentro de la rutina no me ha molestado demasiado porque desde los 16 usaba lentillas y la verdad que no me importaba usarlas, ni me incomodaban.

Esto empieza a cambiar desde hace unos 3 o 4 años. El ojo empieza a no soportarlas y a irritarse demasiado, con lo cual tengo que reducir su uso en exceso. Para una persona que le gusta el deporte y estar activo después del trabajo, es casi imposible hacer nada con gafas y 7 dioptrías, de ahí que decidiera operarme.

 

¿Te limitaba esta patología en algún aspecto en particular?

Hasta que podía usar las lentillas sin problemas no. Una vez que tengo que ponerme gafas la mayoría del día, me limitaba casi todo. Yo supongo que una persona con un par de dioptrías podría soportarlo, pero alguien como yo con 7…el cambio de gafas a lentillas era brutal, y para practicar cualquier tipo de actividad casi imposible.

Ni gafas ni lentillas suponían para mí una esclavitud porque a todo se acostumbra uno. Obviamente, el estar operado es una tranquilidad muy grande y se agradece no estar pendiente, sobre todo en viajes o traslados, el típico “me habré olvidado tal líquido, las gafas, etc… “.

 

 ¿Cómo y cuándo decides que vas a operarte para eliminar este problema refractivo?

Cuando el ojo definitivamente me rechaza las lentillas y cuando investigo y descubro que ReLEx smile es una técnica realmente poco invasiva.

 

¿Te costó decidirte definitivamente por la cirugía? ¿Te asustaba entrar en un quirófano?

En mi caso, el “temor” era no quedar plenamente satisfecho por no recuperar el 100% de la visión o que me vuelva a aparecer el problema después de un tiempo, aunque me daba tranquilidad el que pudiera hacerme un retratamiento con Femtolasik si esto ocurria.

Nunca me ha asustado entrar a un quirófano y esta operación en concreto ni duele ni da tiempo a nada porque es 1 minuto por cada ojo. Es más, diría que dura más el preparatorio de las enfermeras que la intervención en sí.

 

¿Por qué elegiste Clínica Ochoa para tu intervención?

Porque tenía exclusividad con la técnica ReLEx smile en mi zona, dentro de Marbella, y por la confianza que siempre ha generado este centro médico en mí.

 

¿Por qué te decidiste por ReLEx smile y cómo conociste la técnica?

A través de publicidad exterior que veo por Marbella de la clínica ofertando esta técnica comienzo a investigar y a informarme. Empiezo a ver opiniones de distintos oftalmólogos, a ver qué clínicas la ofertan, pros y contras, entro en foros para ver experiencias de otros pacientes…etc. En realidad, no había oído hablar de ella antes.

De hecho no me operé antes porque al ser una ampliación de las técnicas habituales me lo pensé. Cuando pregunté mas tarde ya se habían operado muchos más pacientes sin incidencias y había una amplia lista de espera, al menos para hacerse las pruebas pre-operatorias.

Como ya he comentado, mi principal duda era que al ser una técnica novedosa, no hay ya opiniones de pacientes a largo plazo para saber si con el tiempo es igual de fiable que el resto de opciones.

 

¿Hubo algún factor definitivo dentro de esta técnica que te hiciera decantarte por ella?

Si. Debido a que mi ojo se irrita bastante, para mí el factor decisivo ha sido la mínima incisión (2 mm) frente al corte total del flap tradicional o el raspado de otras técnicas. De hecho la irritación ha sido mínima después de la operación.

 

¿Te documentaste sobre ReLEx por tu cuenta? ¿Cuáles fueron tus conclusiones al respecto?

Sí, ya que en una clínica que la ofrece lo normal es escuchar todos los pros y ningún inconveniente. Mi conclusión fue que para mi ojo en concreto me convenía este tipo de operación mínimamente invasiva y que provoca una menor sequedad ocular a posteriori.

 

¿Conocías LASIK, FEMTO-LASIK, LASEK y PRK? ¿Por qué no optaste por ellas?

 

Sí las conocía. No opté por ellas porque consideraba que la recuperación iba a ser más lenta y que podían aparecer complicaciones con mayor facilidad. Al menos esta era mi impresión tras buscar información y opiniones.

 

¿A qué pruebas diagnósticas te sometiste antes de la intervención?

El nombre técnico no puedo citarlo porque lo desconozco, pero fueron las típicas pruebas que se practican en una revisión ocular (medición de las dioptrías, tensión ocular y fondo de ojo u dilatación) a las que se unieron otras más específicas como medir la amplitud de la córnea, etc. En total unos 20- 30 minutos de pruebas.

 

¿Recuerdas cómo fue tu cirugía y qué sentiste durante ella?

Sí, perfectamente. Cinco minutos antes de la operación el Dr. Cabrerizo me índico cómo iba a desarrollarse, y tengo que decir que la operación fue tal cual la describió.

Las enfermeras preparan el ojo para que no se cierre y no se seque aplicando unas gotas, además de otras anestésicas. Se acerca la máquina hasta el ojo, empieza una cuenta atrás de 20 segundos en la cual se pierde la visión (tal como me dijo el doctor) y tras ello interviene el doctor para retirar el lentículo tallado.

No creo que superara el minuto de tiempo la intervención del ojo derecho y algo más el izquierdo. Nada de dolor, tan solo se nota “algo” de movimiento cuando interviene el doctor. Me retiré del quirófano por mi propio pie.

El Dr. Cabrerizo me dio la impresión desde primer momento que controlaba perfectamente todo y, cómo ya he dicho, la intervención transcurrió exactamente como él me dijo que iba a pasar, por lo que acabé bastante contento con él.

 

¿Cuál es tu valoración de la profesionalidad del especialista que te operó y de las instalaciones de CLÍNICA OCHOA?

Muy buena atención en todo momento y con el doctor todo fantástico.

 

¿Cómo ha sido el proceso de recuperación y como te encuentras hoy respecto al problema que te trataste con ReLEx smile?

Al levantarme, me sorprende que vea “bastante” bien y no tengo molestia alguna. Al día siguiente de la operación me levanto sin ninguna molestia en el ojo (quizá un poco molesto a luces como la del teléfono por ejemplo) y tengo la sensación de que veo perfectamente.

En la consulta con el oftalmólogo que tenía por la tarde, confirmamos que ya veo el 100% y que la incisión está prácticamente cicatrizada. Sin embargo, a partir de aquí, en días posteriores empiezo a notar algo de sequedad sobre todo al despertarme.

 

¿Cuál es tu valoración final de la experiencia con la técnica y de tu paso por CLÍNICA OCHOA?

Para este tipo de operación de miopía se la recomendaría a cualquiera sin duda alguna. Es rápida, indolora y con un post operatorio muy llevadero y una recuperación casi inmediata.

Mi valoración final es que debido a las condiciones de mi ojo (irritabilidad, etc.) creo que ReLEx smie es la técnica ideal. No sé si a una persona con un ojo más tolerante le compensa elegir otra técnica en base a otros criterios como por ejemplo el precio. Yo en mi caso he intentado que prevalezca mi salud y por ello he elegido esta técnica.

Mi paso por Clínica Ochoa ha sido bastante satisfactorio también, no tengo ninguna experiencia negativa al respecto. Además, desde la administración me habían comentado que el Doctor Cabrerizo era su “buque insignia” y una garantía en el departamento de oftalmología y, sinceramente, creo que tienen razón por su sencillez, tranquilidad y total control de la situación.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información- aquí.