Llega el otoño y con él los cambios físicos y mentales

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Blog Ochoa / Blog Ochoa / Llega el otoño y con él los cambios físicos y mentales

04 octubre 2017 0 Comentarios

Llega el otoño y con él los cambios físicos y mentales

Aumenta tus defensas, relájate, come mejor (más fruta y verdura y menos derivados animales), duerme más, haz deporte, éstos son algunos de los consejos que los expertos recomiendan para afrontar el otoño, una estación que se caracteriza por tener días más cortos (menos horas de luz), bajada de las temperaturas y las primeras lluvias. Con estos cambios, no es de extrañar que nuestra salud física y mental se resienta.

Pero empecemos por el principio, ¿cómo aumentamos las defensas? Teniendo en cuenta que las mañanas y las noches son más frías no está de más abrigarse un poco. Además, la alimentación es uno de los aspectos más importantes a cuidar. Una dieta baja en grasa está demostrado que mejora la respuesta del sistema inmunológico. Lo idea es basar nuestra alimentación con una mayor ingesta de en frutas y verduras, buena fuentes de vitaminas y minerales. Dar prioridad a los alimentos de temporada, ricos también en vitaminas y minerales antioxidantes. Apostar por las legumbres y los huevos, ricos en hierro, así como pescados y verduras de hoja verde.

Con el menor número de horas de luz, nuestro cuerpo necesita más descanso, por lo que es recomendable dormir bien, que ayuda a sentirse mejor y mejorar la salud. Entre las recomendaciones fundamentales: no tomar excitantes unas horas antes de ir a la cama, así como cenas copiosas.

Cuidar el ánimo, otro aspecto importante. El otoño es una estación que incide negativamente en nuestro tono general, también el psíquico. Para ello, conviene relajarse, mantener una actitud positiva ante los cambios, que en esta estación también pueden ser disfrutados. Leer, escuchar música, salir a conocer lugares nuevos, se encuentran también entre los estímulos que ayudan a llevar mejor los cambios.

El deporte es otro de los aspectos a destacar. Si bien es una actividad recomendable en el día a día, en otoño especialmente, siempre y cuando se extremen algunos detalles como abrigar bien zonas sensibles y más delicadas como el cuello o el pecho.

No podemos olvidarnos, para concluir, de una de las zonas más delicadas y a tener en cuenta en otoño, como son las vías respiratorias, más sensibles y proclives a infecciones por los cambios de temperatura. Mantener unos hábitos saludables, con descanso y buena alimentación ayudarán a evitar los temidos resfriados, catarros o gripes.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información- aquí.