Un estilo de vida saludable favorece la fertilidad

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Blog Ochoa / Un estilo de vida saludable favorece la fertilidad

12 julio 2018 0 Comentarios

Un estilo de vida saludable favorece la fertilidad

Los beneficios sobre nuestro aparato cardiovascular de realizar una actividad física de forma habitual son bien conocidos, además de ayudarnos a mantener un peso correcto y mantener también unos niveles normales de colesterol.

Recientes estudios realizados por varios investigadores demuestran también que el hábito de realizar un ejercicio físico moderado de forma cotidiana,  ayudan también en el hombre a mejorar la calidad del semen.

Eso si, sin llevarlo al extremo, porque también esta demostrado en otro estudio que la calidad del esperma de deportistas de elite que entrenaban una media de nueve veces por semana durante varios años tenían menos de un 10% de espermatozoides normales, porcentaje que se reduce hasta un 4% en atletas que corrían más de 300 Km a la semana.

 

Pero no solo la actividad física ayuda a mejorar la calidad del esperma, una alimentación equilibrada es fundamental para la fertilidad.

En el caso del varón, un exceso de consumo de carnes grasas, lácteos enteros asociados a un bajo consumo de frutas, verduras y pescado actúan negativamente sobre la calidad del semen, y por el contrario una dieta rica en antioxidantes como la vitamina C presente en muchas frutas y verduras, el cinc presente en pescados, el acido fólico que se encuentra en legumbres y verduras, yácidos grasos omega 6 y 3 presente en frutos secos como las nueces,  mejoran la vitalidad,  la movilidad y la morfología de los espermatozoides.

En el caso de mujeres sometidas a tratamientos de reproducción asistida, hay estudios que demuestran que las que habitualmente siguen una  dieta mediterránea, rica en grasasmonoinsaturadas, como el aceite de oliva y el aguacate, tienen concretamente 3,4 veces mas probabilidades de conseguir un embarazo que las que las que basan su dieta en grasas saturadas como la mantequilla y  carnes rojas, bollería industrial etc,y escasa ingesta de frutas y verduras.

Tenemos que tener en cuenta también que el aceite de oliva, esencial en la dieta mediterránea, es un potente antioxidante natural por su contenido en polifenoles, por lo que actua también en nuestro organismo previniendo enfermedades cardiovasculares, ayudando al control del nivel de azúcar en sangre, facilitando la absorción del calcio y participando también en la regulación de los niveles de colesterol.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información- aquí.