Irritación de la piel. Dermatitis atópica: síntomas, causas y tratamiento.

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Blog Ochoa / La piel atópica: síntomas, causas y tratamiento

20 mayo 2019 0 Comentarios

La piel atópica: síntomas, causas y tratamiento

Uno de los principales motivos para acudir al dermatólogo es la irritación de una piel extremadamente seca y acompañada de picores. Es lo que se conoce como piel atópica o dermatitis atópica cuyos casos se ha multiplicado por dos en las últimas tres décadas en los países occidentales.

En España el 15% de la población sufre esta patología cutánea de manera severa y un 0,08% la padece a un nivel grave.

¿Qué es la piel atópica?                              

La piel atópica es una patología cutánea que se caracteriza por una sequedad de la piel, lo que provoca la irritación y escamación de la misma. Se produce básicamente cuando la piel retiene poca grasa y agua.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más comunes de la dermatitis atópica son: la queratosis pilaris (piel de gallina de forma continuada) y la xerosis (piel muy seca). Pero, sin duda, el indicio que se da con más frecuencia es el picor perpetuo e incesante pese a que los pacientes no dejen de rascarse.

Causas

La causa principal de la dermatitis atópica es el factor genético. Además, hay que tener en cuenta otra serie de factores como las alergias, el ambiente que nos rodea o los alimentos. En algunas ocasiones la ropa puede aumentar sus síntomas como la irritación de la piel.

En la actualidad esta patología no para de incrementar su número de casos debido a la contaminación en las ciudades, el estrés y, en general, otros hábitos como la falta de sueño de calidad.

Es una enfermedad que tiene mayor incidencia entre los bebés y los niños. En esas edades suele aparecer irritación en la piel en: zonas de pliegues cutáneos como rodillas y codos, las piernas y glúteos, la muñeca, el rostro e incluso en el cuero cabelludo.

Prevención de la dermatitis atópica

Su origen genético hace imposible su prevención. Aun así, es importante saber que sus síntomas van decreciendo con la llegada a la edad adulta.

Se recomienda controlar los factores que la agravan: eliminar el estrés, comer de manera equilibrada, mantener una higiene adecuada y procurar que la piel esté siempre bien hidratada.

Medidas contra su aparición

  • La medida más efectiva se basa en la correcta hidratación de la piel con cremas hidratantes y aceites. La aplicación debe realizarse incluso durante la propia ducha y varias veces al día.
  • La ducha no debe durar más de 10 minutos y los jabones y geles deberían aplicarse exclusivamente en pies, genitales y axilas.
  • Es muy recomendable secarse sin frotar.
  • Hay que controlar la sudoración en verano.
  • Mantener alejados a los agentes que nos pueden producir alergias: alimentos, animales o incluso el polen o el polvo.
  • Lavar las prendas nuevas antes de su uso para así eliminar los productos químicos.
  • Los frutos secos, los lácteos y la cafeína no son buenos aliados.

El tratamiento de la piel atópica

Cuando la aparición de la dermatitis atópica tenga relación con alergias será necesario la administración de antihistamínicos por vía oral.

El tratamiento más común es la aplicación de corticoides tópicos para aliviar la inflamación localizada y para restituir la hidratación.

Comparte esta noticia

Deja un comentario