Beneficios de la leche materna, un superalimento con incontables ventajas

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Blog Ochoa / La leche materna: Un superalimento con múltiples beneficios

14 octubre 2019 0 Comentarios

La leche materna: Un superalimento con múltiples beneficios

El ser humano, al igual que el resto de mamíferos, ha conseguido gracias a la ayuda inestimable de la evolución de la especie que la leche de las hembras sea el mejor alimento para su prole desde el mismo momento de su nacimiento. Y es que los beneficios de la leche materna son innumerables.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los recién nacidos sean amamantados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, sólo el 43% de los bebés son alimentados siguiendo esta recomendación.

¿Por qué la leche materna es el alimento perfecto para los bebés?

La leche materna es el alimento más adecuado para los recién nacidos desde el primer día de vida.

El calostro (primera leche que dura desde el nacimiento hasta el cuarto día aproximadamente) es rico en proteínas y en inmunoglobulina, unos factores que se erigen como gran defensa contra las infecciones. Además, posee linfocitos, neutrófilos y leucocitos que protegen al neonato de bacterias y virus.

Otra de sus propiedades reside en su capacidad para ayudar a expulsar el meconio y facilitar la colonización de Lactobacillus del tubo digestivo.

La leche de transición va desde el cuarto al decimoquinto día y es una mezcla entre el calostro y la leche materna madura. Este líquido aporta más calorías al bebé por lo que es muy beneficioso para su crecimiento. Contiene mayor cantidad de vitaminas hidrosolubles, lactosa y grasas, si la comparamos con el calostro inicial.

La leche madura suele aparecer entre los diez y quince días desde el parto. Esta leche es tan extraordinariamente rica en nutrientes que permite que el bebé esté perfectamente alimentado con ella hasta los seis meses de edad.

Su composición se basa en agua (casi un 90%), minerales, vitaminas, hidratos de carbono, proteínas y grasas. Por si esto fuera poco, provee al niño de oligoelementos y enzimas que cuidarán de su salud a todos los niveles.

Beneficios y ventajas de la leche materna

  • Es una leche que no necesita preparación y sale a la temperatura ideal.
  • Puede tomarla en cualquier momento del día.
  • Es una bebida que sale completamente estéril de las mamas.
  • Favorece el vínculo materno-filial.
  • Al fabricarla la madre de manera natural es gratis.
  • Está comprobado que dar de mamar reduce el riesgo de cáncer de mama a las madres.
  • Favorece la pérdida del peso que se ha ido ganando durante el embarazo.
  • Reduce el riesgo de mortalidad por enfermedades infantiles como meningitis, diarrea o neumonía.
  • Estimula el desarrollo cognitivo y sensorial del recién nacido.

¿En qué casos no está recomendado dar el pecho?

Existen sólo tres casos en los que no se recomienda que la madre amamante a su bebé:

  • Si el bebé padece galactosemia y no es capaz de absorber la galactosa, lo que provoca una acumulación de este azúcar simple en el organismo y puede producir lesiones en el sistema nervioso central y el hígado.
  • Si la madre padece VIH (SIDA), ya que esta enfermedad se transmite a través de los fluidos.
  • Si la madre está infectada por el virus de la leucemia humana de células T. Es otro retrovirus como el VIH y también podría pasar al bebé a través de la leche. Esta infección es muy poco frecuente en España.

¿Hasta cuándo se puede amamantar a un niño?

Las recomendaciones médicas hablan de que los bebés pueden ser amamantados exclusivamente con leche materna hasta los seis meses y, posteriormente, se puede ir complementando con otros alimentos de manera paulatina.

Los médicos no establecen una edad límite para la lactancia y será el propio niño el que dirá basta en un momento dado.

Las ventajas de este alimento materno son tan numerosas para los niños que, cuanto más la tomen, mejor preparados estarán para la edad adulta.

La leche materna es el mejor alimento para que el bebé cuente con un sistema inmunológico a prueba de bombas, pero hay más: se ha comprobado que también favorece el crecimiento de la flora intestinal (microbiota).

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario