Comparativa de las diferentes cirugías refractivasoculares

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Comparativa de las diferentes cirugías refractivas

23 octubre 2019 0 Comentarios

Comparativa de las diferentes cirugías refractivas

La cirugía refractiva ha experimentado un enorme avance en sólo unos años. La tecnología ha logrado que las intervenciones sean cada vez más seguras y menos invasoras para conseguir unos resultados espectaculares en la mejora de la visión.

Antes de enumerar las diferentes ventajas de cada tipo de intervención hay que tener claros algunos conceptos. En concreto, se denomina cirugía refractiva al grupo de técnicas quirúrgicas cuyo objetivo es eliminar o reducir al máximo defectos refractivos del ojo como la miopía, el astigmatismo, la presbicia o la hipermetropía.

¿En qué situaciones se opta por la cirugía refractiva?

  • Cuando el paciente no presenta enfermedades oculares.
  • Si la persona quiere liberarse de las gafas o lentes de contacto.
  • El error refractivo ocular es apropiado para este tipo de tratamiento.

Cabe señalar que no existe una cirugía refractiva considerada como la mejor de una forma universal. Será el cirujano el que examine cada caso minuciosamente y dictamine cuál sería la mejor forma de proceder para corregir el error ocular.

Tipos de cirugía refractiva ocular

  1. PRK (Queratotomía fotorrefractiva)

Es utilizada para corregir miopía, astigmatismo y la hipermetropía. Es la antecesora del procedimiento LASIK y nació como la primera cirugía ocular con láser. Todavía hoy es una de las que se realiza con más frecuencia.

La PRK moldea la córnea mediante el láser de excímeros consiguiendo que la luz penetre en el ojo y éste la enfoque adecuadamente hacia la retina.

Es un procedimiento ambulatorio y se realiza en 15 minutos con la ayuda de gotas anestésicas en el globo ocular. El paciente está despierto durante la operación aunque en ocasiones se administra algún sedante por vía oral.

La cirugía PRK y la cirugía LASIK ofrecen resultados muy parecidos aunque la recuperación inicial de la primera es más lenta debido a que la regeneración de las células epiteliales necesitan varios días para cubrir la superficie del ojo.

Ventajas

Esta técnica puede aplicarse a pacientes con la córnea delgada.

Sin riesgos de complicaciones en la capa corneal.

Este tratamiento tiene una menor profundidad que el LASIK.

Es más difícil que el espesor corneal resulte comprometido.

Inconvenientes

La recuperación es más lenta si lo comparamos con el LASIK.

Son necesarios más días para notar una mejor visión.

La PRK conlleva mayor riesgo de infecciones, episodios inflamatorios y opacidad.

Durante la recuperación inicial el paciente puede notar más molestias que si hubiera sido intervenido mediante LASIK.

  1. LASIK (Laser-Assisted in Situ Keratomileusis)

Es la cirugía ocular láser más común (95% de las cirugías refractivas) para corregir defectos como la hipermetropía, la miopía y el astigmatismo.

Esta técnica también moldea la córnea para que el ojo reciba la luz y la enfoque de manera apropiada en dirección a la retina. El objetivo es conseguir una visión de más calidad y clara. Esta intervención se efectúa en 15-20 minutos y sus resultados se hacen visibles en 24 horas.

Ventajas

Se trata de una cirugía muy rápida que siempre se lleva a cabo con anestésico tópico.

Al ser un procedimiento ambulatorio se puede abandonar el centro tras la operación.

Los resultados son permanentes aunque pueden existir regresiones.

En un día o dos la persona puede volver al trabajo sin mayores inconvenientes.

El paciente recupera una visión normalizada de manera muy rápida.

El postoperatorio no conlleva complicaciones.

Inconvenientes

Uno de los principales efectos secundarios de esta técnica es el ojo seco. Durante la intervención se cortan los nervios responsables de producir las lágrimas y algunos estudios han demostrado que éstos nunca vuelven a tener su densidad inicial.

  1. FEMTOLASIK

La tecnología FEMTOLASIK posee una ventaja enorme sobre la LASIK: el corte inicial que separa la fina capa de córnea para realizar el tratamiento se realiza con láser y no con la ayuda de una cuchilla. Este cambio permite una mayor seguridad y precisión a la hora de llevar a cabo la corrección ocular.

El tiempo de recuperación tras la intervención es de dos a tres días y está indicada para tratar miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Ventajas

Todo el proceso se hace mediante láser.

Se consigue que el paciente tenga un menor aumento de la presión intraocular y un ojo menos seco.

La recuperación es más rápida y se obtiene una cicatrización más estable.

  1. Técnica ReLEX Smile

Se lleva a cabo extrayendo un lentículo refractivo mediante una minúscula incisión. Se extrae sólo una pequeña parte de tejido de la córnea con una incisión que varía entre los 2 y los 4 mm.

Esta intervención es mucho menos invasiva que otras por lo que se reducen algunos efectos adversos como el ojo seco o el riesgo de infecciones.

El lentículo y la microincisión se realizan con láser de femtosegundo. La diferencia con la tecnología FEMTOLASIK es que ésta emplea primero el láser de femtosegundo para separar tejido corneal, pero luego efectúa la corrección con láser excimer.

Ventajas

La microincisión en la córnea es un 90% menor si la comparamos con las que se realizan en otras técnicas. Es decir, la mayoría de las capas corneales permanecen intactas.

La seguridad es mucho mayor y, por lo tanto, está muy recomendada para personas que practican ciertos deportes.

Inconvenientes

Uno de los mayores inconvenientes reside en que no se pueden realizar retoques posteriores y si no se consiguen los resultados deseados el paciente debería recurrir a PRK, LASIK o FEMTOLASIK.

El ReLEX Smile no está indicado para personas que sufren hipermetropía.

El coste de esta tecnología es superior al FEMTOLASIK, aunque ambas consiguen resultados similares.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario