¿Cómo acabar con los casos más graves de acné?

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Blog Ochoa / ¿Están desapareciendo los casos más graves de acné?

17 noviembre 2019 0 Comentarios

¿Están desapareciendo los casos más graves de acné?

El acné es una enfermedad crónica producida por diversos factores como la genética, la hipersecreción sebácea, la actuación de la bacteria Propionibacterium acnes, y la intervención hormonal de los andrógenos. Sus repercusiones sociales, psicológicas y emocionales son importantes ya que afean la estética de la persona y pueden derivar en depresión, ansiedad y angustia por el rechazo social. La buena noticia es que los fármacos de nueva generación y la detección temprana están acabando con los síntomas de esta patología tan molesta.

¿Cuáles son los síntomas del acné?

El acné afecta a la unidad pilosebácea y provoca en primera instancia la seborrea que más tarde desarrollará las lesiones primitivas denominadas comedones y otras inflamatorias en forma de pápulas, pústulas, nódulos o quistes.

Aunque en la mayoría de casos podemos catalogar al proceso como autorresolutivo, la propia evolución puede dar lugar a la formación de cicatrices.

Clasificación del acné según su intensidad

  1. Leve. La lesión principal son los comedones o lesiones no inflamatorias.
  2. Moderado. Se observan un número moderado de pápulas, pústulas y comedones. Puede extenderse de forma leve al tronco.
  3. Moderado a severo. Pápulas y pústulas numerosas que se suman a muchos comedones. A veces también aparecen nódulos grandes y profundos que afectan a la cara, la espalda y el pecho.
  4. Severo. Acné nódulo-quístico y conglobata. Lesiones nodulares y pustulosas dolorosas y de gran tamaño asociadas a pápulas, pústulas y comedones.

¿Cuándo sería necesario acudir al médico?

Cuando el paciente sufra un acné que persista más de dos o tres meses la recomendación es acudir al dermatólogo para que evalúe la necesidad de administrar un tratamiento tópico u oral.

¿A qué personas suele afectar más el acné?

El acné suele ser más frecuente:

  • En la adolescencia.
  • Con los cambios hormonales.
  • Si existen antecedentes familiares.
  • Cuando las personas utilizan lociones grasas o aceitosas en su cuerpo.
  • Si la piel sufre fricción con objetos como teléfonos, cascos para la moto, cuellos ajustados de algunas prendas, etcétera.

Los fármacos que están acabando con el acné

Desde hace 30 años se usa la isotretinoína, un fármaco que supuso una auténtica revolución para el acné al conseguir una respuesta superior al 95%. Es muy seguro siempre que sea administrado por un dermatólogo y se sigan las precauciones necesarias, como por ejemplo, en el caso de las mujeres que, bajo ningún concepto, podrán tomarlo en caso de estar embarazadas y deberán usar anticonceptivos hasta dos meses después de haber finalizado el tratamiento.

Además, deberán realizarse controles periódicos de las enzimas hepáticas así como del colesterol, ya que el tratamiento podría elevar de manera leve estos niveles.

¿Qué efectos secundarios conllevan estos medicamentos?

Las principales molestias que refieren los pacientes son la sequedad facial (labios y ojos) y corporal, aunque con los tratamientos tópicos se pueden controlar de manera eficaz.

¿Por qué son menos comunes los casos severos de acné en la actualidad?

Hoy en día la gente no espera tanto para acudir a consulta. Las personas están altamente preocupadas por el aspecto estético y, si a eso se une la gran cantidad de información disponible acerca de los efectos que provoca el acné en la piel, el resultado es que los doctores pueden atajar la patología en sus fases más iniciales con la ventaja que eso supone a la hora de diseñar tratamientos más eficaces.

Comparte esta noticia

Deja un comentario