Todo lo que debes saber sobre la mamoplastia de aumento

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Todo lo que debes saber sobre la mamoplastia de aumento

30 diciembre 2019 0 Comentarios

Todo lo que debes saber sobre la mamoplastia de aumento

El aumento de pecho es la cirugía estética más demandada en España, seguida de las liposucciones y las reducciones mamarias. Se realizan por encima de 65.000 intervenciones de este tipo cada año y las pacientes que más recurren a estas operaciones se encuentran entre los 30 y 44 años de edad. A pesar de que no está considerada una cirugía demasiado complicada, cabe resaltar, que como toda intervención conlleva unos riesgos que deben ser valorados de manera reflexiva.

¿Es la mamoplastia de aumento una intervención segura?

La intervención debe ser realizada en un centro hospitalario que cumpla todas las garantías y que cuente con un soporte vital adecuado al que acudir en caso de cualquier complicación.

En los últimos años las características de los implantes han evolucionado hacia una mayor seguridad. Además de ser más duraderos, son más compatibles y la tasa de complicaciones es inferior. Aunque las prótesis actuales no se encuentran a salvo de eventuales roturas, el hecho de estar fabricadas con una silicona más cohesiva y condensada impide una difusión del contenido y, por tanto, multitud de complicaciones.

¿Existen personas a las que no se recomiende esta técnica?

Como en cualquier otro tipo de intervención quirúrgica lo principal es que la persona tenga una buena salud física y mental. El estudio preanestésico y el resto de análisis preoperatorios ofrecen una visión del estado de salud de la paciente, aunque eso no es suficiente.

En esta clase de cirugías es vital que el especialista conozca también cómo se siente la persona antes y después del proceso. Los doctores van a desestimar los casos en los que la paciente intente usar la intervención para solucionar otros conflictos, ya que el paso por el quirófano podría ser el inicio de nuevos problemas.

¿Cómo es el postoperatorio?

Es necesario seguir los pasos que indique el cirujano una vez colocados los implantes. Será una garantía para que el cuerpo se recupere de la agresión producida durante la intervención.

Lo ideal es seguir un reposo funcional y que los movimientos con los brazos sean suaves y sin cargar ningún peso.

Pero además es necesario:

  • Tomar la cobertura antibiótica y los analgésicos.
  • La hidratación, que es fundamental para que la piel soporte la tirantez producida por el implante y la inflamación.
  • Seguir las recomendaciones de higiene para el tratamiento de la cicatriz.
  • Los primeros días será aconsejable dormir boca arriba y algo incorporada.
  • Acudir a las revisiones de control.
  • Evitar el sol, ya que es el mayor enemigo de las cicatrices.
  • Realizar deporte de manera moderada y siempre que no afecte a la zona del pecho. Normalmente se recomienda un periodo de recuperación previo de mínimo un mes y medio.
  • Las fumadoras notarán que su cicatrización puede ser mucho más engorrosa y de peor calidad y esto es algo a tener muy en cuenta.

¿Debo sentir temor a este tipo de cirugía?

El temor al paso por el quirófano es comprensible y en cierto sentido ayudará a la paciente a tomarse un tiempo de reflexión para valorar todos los aspectos de la mamoplastia de aumento.

Lo ideal es hablar con varios cirujanos plásticos porque ellos resolverán todas sus dudas y le ayudarán a analizar la situación desde otras perspectivas. Su explicación suele ser clarificadora y a la vez tranquilizadora.

¿Qué ocurre si la prótesis se rompe o encapsula?

En el caso de que la prótesis modificara sus características iniciales habría que pasar de nuevo por el quirófano. A pesar de que no se trata de una emergencia, es esencial que la paciente asista a todas las visitas de control para que el doctor pueda realizar una estimación de cuánto tiempo lleva en mal estado ese implante y poder realizar su sustitución con mayores garantías, o si lo estima oportuno, extraer ambas. Todo dependerá del estado de salud que presente.

¿Se deben sustituir las prótesis cada cierto tiempo?

Los implantes sólo deben ser sustituidos en el caso de que provoquen alguna complicación como una rotura o contractura capsular, o bien si la mujer demanda otros retoques estéticos adicionales.

¿Prótesis lisas o rugosas?

En la actualidad existe una gran discusión acerca de qué tipo de prótesis son las mejores y la respuesta no es tajante. Los antiguos implantes lisos producían una serie de complicaciones que desaparecieron con la llegada de los rugosos. Sin embargo, algunos estudios están valorando si los macrotexturizados (tipo de implante rugoso)  también son causantes de otras complicaciones diferentes como el seroma tardío o el linfoma anaplásico de células grandes. La nueva tendencia es la fabricación de implantes microtexturizados con tacto ligeramente rugoso que evitan desplazamientos y rotaciones y se adhieren mejor al tejido.

Comparte esta noticia

Deja un comentario