¿Cómo puedo prevenir la gota? Es una enfermedad curable.

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / La gota: la enfermedad de los excesos

09 marzo 2020 0 Comentarios

La gota: la enfermedad de los excesos

En España se calcula que unas 800.000 personas sufren gota en la actualidad, según estimaciones realizadas por la Sociedad Española de Reumatología. Dicho de otra manera: esta patología afecta al 2,5% de la población adulta. Estos datos no son baladíes si tenemos en cuenta que este tipo de artritis aumenta en un 30% la probabilidad de fallecer por cualquier otro motivo, y hasta en un 40% de morir por causas cardiovasculares. Pero, ¿cómo puedo prevenir la gota?

¿Qué es la gota?

Es una patología metabólica que se da por el aumento del ácido úrico en sangre y provoca inflamación en las articulaciones al producirse en ellas la formación de cristales de este ácido. Provoca dolor, rigidez e incluso un aumento de la temperatura en la zona y tiene predilección por atacar la primera articulación del pie.

Un poco de historia

La gota no es una patología nueva, de hecho es conocida desde tiempos inmemoriales y muchos personajes históricos la han padecido. Desde Enrique VIII de Inglaterra (1491-1547) al emperador Carlos V (1500-1558), pasando por el rey Felipe II o el emperador Carlomagno (742-814), e incluso el pintor Francisco de Goya (1746-1828).

El número de casos ha descendido con el paso del tiempo por varios factores:

  1. El principal motivo es que en el siglo XXI la población se alimenta a base de dietas más variadas y nutritivas. Hoy en día se sabe que las carnes rojas, el marisco, las vísceras, la cerveza y los embutidos grasos aportan purinas. El organismo descompone esta sustancia química y entonces se produce el ácido úrico que se eliminará a través de la orina.
  2. El uso del plomo. Si viajamos en el tiempo sólo un par de siglos muchos utensilios del hogar y del entorno rural, como las ruedas de molino, se hacían con este metal pesado que aumenta los niveles de ácido úrico en sangre. También los pintores lo usaban para obtener sus pinturas y los cazadores a modo de perdigones. Las cañerías también se fabricaban con plomo, por lo que la población recibía aportes continuos de este elemento químico tan peligroso.

Causas

La gota posee un componente hereditario, pero no se sabe con exactitud qué la causa. Es más común entre los varones a partir de los 40 años y se relaciona en mayor medida con personas que padezcan:

  • Enfermedad renal
  • Sobrepeso
  • Diabetes
  • Algunos tipos de anemia como la drepanocítica
  • Cánceres de sangre como la leucemia

Es importante saber que la gota puede aparecer tras la ingesta de fármacos que interfieran en la eliminación del ácido úrico del organismo, o la hidroclorotiazida y diuréticos ya que pueden producir unos mayores niveles de este ácido en la sangre.

¿Cómo prevenir la gota?

Los consejos para prevenir la gota son claros y sencillos:

  • Hay que controlar la obesidad o el sobrepeso. Como hemos comentado es uno de los factores de riesgo que, por lo tanto, hay que alejar a través del ejercicio diario y la alimentación adecuada.
  • La dieta apropiada no incluiría las vísceras, carnes rojas, embutidos, mariscos, alcohol ni los pescados azules y en conserva. Ojo con los refrescos azucarados. Por el contrario, se aconseja la ingesta de lácteos, verduras, frutas, cereales, café, aceite de oliva, zumos y huevos.
  • Hay que permanecer perfectamente hidratado. Se aconseja beber mucha agua e infusiones. El alcohol entorpece la eliminación del ácido úrico por lo que está prohibido, en especial la cerveza por su alto contenido en purinas.

Tratamiento

La gota es una enfermedad que puede curarse. Esto se consigue normalizando los niveles de ácido úrico en el torrente sanguíneo para que los cristales se disuelvan paulatinamente.

Es de vital importancia que los síntomas remitan para evitar unos daños aún más graves y el consiguiente deterioro crónico de las articulaciones. Con ese objetivo se buscan diagnósticos acertados y tratamientos precoces que facilitarán el control de la patología.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario