Consejos para pasar el invierno | Hospital Ochoa

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / Consejos para pasar un buen invierno

19 diciembre 2017 0 Comentarios

Consejos para pasar un buen invierno

Con la llegada de las bajas temperaturas y la lluvia, el invierno es la época del año en la que somos más propensos a sufrir enfermedades respiratorias, sin dejar de lado los cambios de ánimo o el aumento de peso.
Para entrar en él con buen pie le hemos pedido consejo a la especialista en Medicina Interna del Hospital Ochoa, experta en Enfermedades Infecciosas, la doctora María Sánchez, para sobrellevar de mejor manera la temporada de frío que ya se instaló entre nosotros.

Lo primero de lo que nos habla Sánchez es de la importancia de la higiene para evitar la trasmisión de enfermedades infecciosas; la importancia de unas manos limpias, además de resguardarse de los estornudos preferiblemente con el codo y no con las manos, así como evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, por el mayor riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas al entrar en contacto con secreciones nasales o de vías respiratorias. Evitar los cambios bruscos de temperatura, sobre todo en las casas y mantener la calefacción en torno a los 22 grados, siendo aconsejable ventilar periódicamente el ambiente.
Cuidado con los accidentes domésticos, con las estufas, por lo que son preferibles las eléctricas a los braseros de carbón, ya que existe el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono por combustión en el interior del hogar.
En el exterior conviene abrigarse, pero sin pasarse. Lo ideal es abrigarse por capas para conservar calor. Ropas térmicas y transpirables, las más adecuadas. Es importante recordar que los bebés y los niños deben vestirse con una capa de ropa extra con respecto a los adultos.

Optimizar el cuidado de la piel. Es importante realizar una exposición solar controlada, no olvidando que en invierno también pueden producirse quemaduras solares. Ello ,unido a los propios efectos del frío y a los cambios de temperatura hacen que se precise un mayor cuidado de la misma, siendo aconsejable proteger, nutrir e hidratarla correctamente.

Cuidar la alimentación en invierno es esencial, ya que el cuerpo necesita más calorías para afrontar el frío, lo cual suscita la probabilidad de aumentar de peso durante la temporada.
Para evitar esta situación, es recomendable mantener los horarios de alimentación, modificar la temperatura de las comidas con alimentos tibios y añadir a la dieta una variedad de frutos secos. No debemos olvidar que para combatir los malos efectos del invierno es necesario aumentar la ingesta de vitaminas A, C Y D mediante los alimentos apropiados, cómo cítricos, lácteos y verduras de hoja. Lo importante es mantener una alimentación variada.

Y no podemos olvidar, la necesidad de una adecuada vida social. Al bajar el ánimo, con menos horas de luz y sol, la tendencia es a quedarse más en casa, con lo que hay que hacer un esfuerzo extra para no quedarse en casa. Para ello es muy útil el deporte o alguna actividad física que nos motive, lo que así mismo, nos ayudaría a mantener un peso adecuado.

Por último, la doctora María Sánchez, nos recuerda la recomendación de ponerse la vacuna antigripal anual, especialmente indicada a grupos de riesgo, entre ellos, las embarazadas, los adultos mayores de 65 años, los pacientes con determinadas enfermedades, como diabetes mellitus, insuficiencia renal, obesidad mórbida, asplenia (no poseen bazo), estados de inmunosupresión incluidos los pacientes con VIH/sida, cáncer, asma, neumopatías crónicas o cardiopatías crónicas y los profesionales sanitarios, trabajadores de residencias geriátricas y cuerpos de seguridad del estado.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Política de Cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros, con el fin de mejorar nuestros servicios con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información- aquí.