¿Qué mascarillas me protegen mejor de la alergia?

Blog Ochoa

Home / Blog Ochoa / ¿Qué mascarillas me protegen mejor de la alergia?

20 abril 2021 0 Comentarios

¿Qué mascarillas me protegen mejor de la alergia?

Con la llegada de la primavera la presencia de polen en el aire se multiplica exponencialmente y se intensifican los molestos síntomas de la alergia como la tos, la irritación de los ojos, el picor de nariz y garganta y los molestos estornudos. La medicina ha constatado, sin embargo, que el uso generalizado de mascarillas ha reducido notablemente las molestias ocasionadas por la primavera a las personas alérgicas. Pero ¿sabemos qué tipo de mascarillas nos protegen mejor?

Tipos de mascarillas

La pandemia de COVID-19 nos ha servido a modo de cursillo intensivo en cuanto al tipo de mascarillas se refiere. Desde la pasada primavera todos nos hemos visto forzados a incluirla en nuestro ‘outfit’ con cada salida al exterior y eso nos ha reportado un gran conocimiento de estos utensilios médicos.

Existen varios tipos de mascarillas:

  • Higiénicas: Las mascarillas de este tipo suponen una gran barrera para las infecciones. Su punto negativo es que no protege a la persona que la lleva puesta, pero sí a la persona que se encuentra cerca. Se las denomina solidarias porque si todo el mundo las usara se evitaría la propagación del temido coronavirus. Pueden ser reutilizables y no reutilizables.
  • Quirúrgicas: También protegen desde dentro hacia afuera, pero ofrecen una protección parcial si es de fuera hacia adentro. Su duración en cuanto al uso no supera las 4 horas y no pueden reutilizarse.
  • Mascarillas FFP2 y FFP3: Son las que se aconsejan al personal médico que tenga contacto estrecho con personas que puedan estar contagiadas. Protege en ambos sentidos y pueden ser reutilizables (entonces aparecería una ‘R’) o no reutilizables (‘NR’).
  • Caseras o de tela: Al ser mascarillas de fabricación casera habría que prestar especial atención al material del que están hechas y el tipo de filtro que se ha usado. No cuentan con la protección exigida para conseguir el certificado de protección antibacterias.

¿Qué mascarilla es la más apropiada para mitigar la alergia?

Los expertos en alergología de los centros sanitarios más prestigiosos siempre aconsejan que se use la mascarilla FPP2 para evitar entrar en contacto con los ácaros y los diversos pólenes presentes en el aire en primavera. Ya se sabe que este tipo de mascarilla es la que más protección ofrece ante el coronavirus y también se erige como la mejor opción para evitar los molestos síntomas alérgicos. La razón es sencilla: otro tipo de mascarillas no son capaces de sellar de manera tan eficaz y permiten el paso de mayor cantidad de un aire que no ha sido filtrado.

En datos, las mascarillas FPP2 tienen una capacidad de filtrado del 92% de las partículas que midan más de 0,3 micras. Como muchas de las partículas del polen tienen tamaños superiores, la inmensa mayoría queda atrapada entre los filtros de las mascarillas.

¿Qué otras ventajas aportan las FPP2?

  • Cómoda protección. Su diseño ergonómico y su pinza nasal hacen que esta mascarilla quede perfectamente acopladas a la anatomía de nuestro rostro y ofrezca, de este modo, una protección eficaz frente a los patógenos; además facilita la respiración.
  • Filtración muy completa. Las FPP2 mezclan de manera eficaz la filtración electroestática con la mecánica, así se capturan las partículas mejor que con otras.
  • Menor sensación de agobio. Su válvula consigue alejar la sensación de calor en el interior por lo que es mucho más cómoda.

Otros consejos para alejar los molestos síntomas alérgicos

Además del uso de mascarillas para una correcta protección ante los agentes alérgenos, existen una serie de pautas a seguir durante la primavera para que la alergia no complique nuestro día a día.

  • Si eres alérgico esta época del año no es la mejor para salir a campo abierto durante las jornadas en las que los niveles de polen sean altos. Comprueba en internet esos niveles en tu zona antes de salir.
  • Si viajas en coche revisa primero los filtros del aire acondicionado y si pasas calor no abras las ventanillas.
  • La ventilación del hogar es preferible que se realice durante las horas centrales del día ya que la presencia de polen es mayor por la mañana y por la noche.

Comparte esta noticia

Deja un comentario